Archivo de la categoría: Espiritualidad

Me gusta cuando callas… (voz de Pablo Neruda)

  

15

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como
todas
las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me
gustas
cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame

que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me
gustas
cuando callas porque estás como ausente.


Distante y dolorosa como si hubieras muerto.


Una palabra entonces, una sonrisa bastan.


Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Pablo Neruda                                      

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

Si Dios fuera mujer… (Mario Benedetti)

 

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

The project Camelot awake (David Wilcock)

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

Un ReLáMpAgO… (Osho)



Un relámpago no ilumina tu camino,
no te sirve como si fuera una lámpara
en tu mano;
sólo te da un fogonazo, un vislumbre del camino que tienes
por delante.
Pero ese vislumbre es precioso;
ahora tus pies estarán
firmes, ahora serás fuerte, ahora tu determinación de alcanzar tu
destino se verá fortalecida.
Has visto el camino, sabes que está ahí y
no deambulas sin dirección.
Un fogonazo de luz y vislumbrarás el camino
que tienes que recorrer y el templo que es el destino de tu viaje.

He
oído una historia de dos hombres que se pe
rdieron en el bosque una noche
muy oscura.
Era un bosque muy peligroso, lleno de animales salvajes,
muy denso y rodeado de oscuridad.
Uno de los hombres era un filósofo y
el otro era un místico.
De repente estalló una tormenta, las nubes se
abrían y había grandes relámpagos.
El filósofo miraba al cielo, el
místico mantenía la vista en el camino.
En ese momento hubo un relámpago
y el sendero se iluminó delante de ellos.
El filósofo miró al relámpago
y se preguntó: "¿Qué está pasando?", perdiendo así el camino.




estás perdido en un bosque aún más denso que el de esta historia. La
noche es más oscura.
A veces viene un relámpago: debes mirar al sendero.

Chuan Tzu es un relámpago, Buda es un relámpago, yo soy un relámpago.
No me mires a mí, mira al sendero.
Si me miras a mí, perderás tu
oportunidad, porque el relámpago no se volverá a repetir.
Sólo dura un
momento, y los momentos en los que la eternidad penetra en el tiempo son
muy escasos; son como relámpagos.
Y cuando empieces a vivir, las cosas
ordinarias adquieren una belleza extraordinaria.
Cosas pequeñas – la
vida consiste en cosas pequeñas –
pero cuando les aportas la cualidad de
un amor intenso y apasionado se transforman, se vuelven luminosas.

by OSHO

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

uN nUeVo CoMiEnZo

Doy la bienvenida a un nuevo y muy feliz pasaje en
mi vida
.

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

cErRaNdO cÍrCuLoS…


Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si
insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes
la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando
puertas, o cerrando capítulos, o como quieras llamarlo. Lo importante es
poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó tu trabajo?,
¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de
viaje? Puedes pasarte mucho tiempo de tu
presente "revolcándote" en los por qués, en devolver el cassette y
tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste ya va
a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus
hermanos, todos y todas estamos encaminados a ir cerrando
capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con
momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos estar en el
presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que
sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos
ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas
inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a
nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar
presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.

Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.

Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas
marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir,
hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente…

El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que
te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú…
Suelta el resentimiento. El encender "tu televisor personal" para darle vueltas al asunto, lo único que consigue es dañarte lentalmente, envenenarte y amargarte.

La vida está para ir adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando
"puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir
lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?,
¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?,
¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes
enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos.
Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia,
sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa
habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.

Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses,
hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da
vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al
que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada
es estático. Es salud mental, amor por ti mismo, desprender lo que ya
no está en tu vida.

Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un
lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a
este mundo, llegaste sin ese adhesivo. Por lo tanto, es costumbre vivir
pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el
adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede
lograr, porque te repito: nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es
costumbre, apego, necesidad. Pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena,
despréndete, sacúdete, suéltate.

Hay muchas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas,
te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.
¡Esa es la vida!

Paulo Coelho

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

El Árbol de la Vida




El Árbol de la Vida se compone de diez emanaciones espirituales por parte de Dios, a través
de las cuales dio origen a todo lo existente. Estas diez emanaciones,
para formar el Árbol de la Vida, se intercomunican con las 22 letras del alfabeto hebreo.


Las 10 Sephirots (emanaciones) son:
  1. Kéter, la sefirá de la iluminación
  2. Chokmah, la sefirá de la sabiduría
  3. Binah, la sefirá del entendimiento
  4. Chesed, la sefirá de la compasión
  5. Geburah, la sefirá de la rectitud
  6. Tiferet, la sefirá de la belleza
  7. Netzach, la sefirá de la fuerza
  8. Hod, la sefirá del esplendor
  9. Yesod, la sefirá del raciocinio
  10. Malkuth, la sefirá del poder
Los 22 Caminos del Árbol (alfabeto hebreo) son:
  1. Aleph
  2. Beth
  3. Gimel
  4. Daleth
  5. Heh
  6. Vav
  7. Zayin
  8. Cheth
  9. Teth
  10. Yod
  11. Kaph
  12. Lamed
  13. Mem
  14. Nun
  15. Samekh
  16. Ayin
  17. Peh
  18. Tzaddi
  19. Qoph
  20. Resh
  21. Shin
  22. Tau

El Árbol de la Vida

 


SEPHIROTE


CUERPOS


1


Kether


Padre


2


Chokmah


Hijo


3


Binah


Espíritu


4


Chesed


Intimo


5


Geburah


A. Divina


6


Tiphereth


A. Humana



7



Netzach



C. Mental



8



Hod



C. Astral



9



Jesod



C. Vital


10


Malkuth


C. Físico


Un antiguo manuscrito caldeo afirma “Y en tus manos os
digo que está el número del nombre del padre, que es la fuente de luz”
, diez son
los mandamientos y el número en nuestras manos está representado por los diez
dedos, o los diez sephirotes de la cábala, los cuales forman el árbol de la
vida. El Dios Pacal, encontrado en Palenque, dentro de la zona Maya, tiene diez
anillos, uno en cada dedo, indicándonos que Pacal desarrolló los diez sephirotes,
y se convirtió en un ser lleno de extraordinarias virtudes, en un Avatara o
mensajero para la humanidad de aquella época, quien entregó a los Mayas grandes
conocimientos.

La tradición de colocar el anillo de bodas precisamente en
el noveno dedo indica claramente, el desarrollo del noveno sephirote, Jesod, a
través del trabajo consciente en el matrimonio.

Conforme se activa cada uno de los sephirotes
pacientemente, el árbol de la vida se va desarrollando en nuestro interior
despertando todas esas facultades que se hallan latentes en el ser humano.

Los diez sephirotes son atómicos y devienen de Sephira, la
Madre Divina, quien reside en el templo corazón.

Hacer resplandecer los sephirotes como piedras preciosas
en el cuerpo del Anciano de los días es un trabajo que inicia con el desarrollo
de las facultades del sephirote inferior, Malkuth, que es el cuerpo físico,
junto con el fundamento, Jesod, el cuerpo vital. Enseguida es necesario
desarrollar las dos columnas (Jakin y Boaz), Hod y Netzach, que son el cuerpo
astral y mental. El íntimo es el sephirote Chesed y tiene dos almas: la humana,
Tiphereth y la Divina, Geburah.

Kether, Chokmah y Binah son nuestra corona sephirótica: el
Padre muy amado, el Hijo muy adorado y el Espíritu Santo muy sabio, viven entre
las profundidades de nuestra conciencia superlativa, aguardando el instante
supremo de nuestra autorrealización.

Cuando el Anciano de los días ha realizado los 10
sephirotes en sí mismo, se transforma en el hombre Celeste y resplandecen en el
mundo de la luz como gemas preciosas, como piedras resplandecientes. “El que
tiene oídos, oiga lo que el espíritu dice a las iglesias
”. “Al que venciere le
daré de comer del árbol de la vida, el cual está en medio del Paraíso de Dios”.
(Apoc. 2:7). “Y los fundamentos del muro de la ciudad estaban adornados de toda
piedra preciosa. El primer fundamento es el jaspe; el segundo el zafiro; el
tercero calcedónica; el cuarto esmeralda; el quinto sardónica; el sexto sardio;
el séptimo crisolito; el octavo Berilo; el nono Topacio; el décimo crisopaso; el
undécimo jacinto; el duodécimo amatista”. (Apoc. 21:19-20).

Los diez sephirotes son la Santa ciudad, la Jerusalén que
viene a resplandecer en el fondo de nuestro corazón.

Tal como lo enseñaron los rabinos, en el árbol de la vida
de los misterios hebraicos se encuentra en la parte superior la corona
sephirótica, formada por el triángulo logoico o Divinal, llamado así por
contener a los tres Logos (Padre, Hijo y Espíritu Santo).

Después de un abismo viene el segundo triángulo, formado
por el Ser y sus dos almas (Geburah, la divina y Tiphereth, la humana). Este es
llamado ético, debido a que en estos planos prima la ética, la recta conducta,
allí conocemos el rigor de la Ley, lo bueno y lo malo.

Por desdoblamiento viene un tercer triángulo, llamado
mágico pues en estos niveles se ejerce la magia; representado por la mente (Netzach),
el cuerpo astral (Hod) y el cuerpo vital (Jesod).

En la parte inferior se encuentra Malkuth, el cuerpo
físico.

El centro de gravitación del primer triángulo es el Padre
Divinal, Kether, de quien se desdobla el segundo y tercer Logos, por esto es el
triángulo del Padre.

El segundo triángulo es el del Hijo; su centro de gravedad
es Tiphereth, el alma humana, a través de la cual se manifiesta el cristo o
segundo Logos, el hijo.

El tercer triángulo es del Espíritu Santo, su centro de
gravedad es Jesod, o principio básico sexual de la vida universal. El sexo,
representado por Jesod, es el origen del nacimiento, la muerte y la
regeneración; es mediante la fuerza sexual que surge la vida, que surge el
cuerpo físico, y que surgen todos los organismos dotados de vida. Jesod es el
fundamento del tercer Logos, centro donde gravita la fuerza sexual del Espíritu
Santo.

Los dos árboles del Edén: El Árbol de la ciencia del bien
y del mal, representado por el sexo y el árbol de la vida, representado por la
columna vertebral, se tocan en sus raíces. Toda verdadera doctrina cultural
tiene que estudiar detenidamente estos dos árboles. Porque el estudio de un
árbol con el olvido del otro, da un conocimiento incompleto, inútil.

Esta enseñanza nos indica que es necesario trabajar con
ambas columnas torales de la logia Blanca: la sabiduría y el amor.

“Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol
delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio
del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.” Génesis. Cap. 2

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

eL eFeCtO mArIpOsA




"El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo"

(Proverbio Chino)

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

aYeR, hOy, MaÑaNa…

Recuerda,
hoy es el día de mañana que tanto te preocupaba ayer.

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

Dieta según el grupo sanguíneo

En qué consiste

Según los trabajos del investigador canadiense Peter J. D´Adamo, los mismos alimentos no son beneficiosos para todos los grupos sanguíneos.
Cada grupo está más predispuesto a ciertas enfermedades
más que los otros, pudiendo compensarse estas tendencias con la
alimentación y tratamientos antiestrés adecuados a cada grupo sanguíneo.

Así, cada grupo sanguíneo correspondería a una adaptación a determinadas condiciones alimenticias a través de la historia.

Grupo O

El grupo O sería el \"cazador\".
Más o menos apareció hace 40.000 años. Su sistema digestivo esta
adaptado a una dieta rica en proteínas animales y a los vegetales que
pudieran encontrar. Los lácteos y los cereales todavía no formaban
parte de nuestra dieta ya que la Agricultura y la ganadería no
aparecerán hasta unos 30.000 años más tarde.

Las personas pertenecientes al grupo sanguíneo 0 presentan un sistema
inmunitario activo y un sistema digestivo que metaboliza bien las
dietas cargadas de proteínas. Los alimentos más convenientes para estas
personas son entre otros, las frutas y verduras, prácticamente todas
menos el tomate. En cuanto a los mariscos y pescados, todos son aptos
menos el salmón ahumado y el caviar.

Grupo A

El grupo A sería el \"agricultor\".
Surge con la introducción de la Agricultura hace más de 10.000 años. El
grado de acidez de su estómago cambió adaptándose al consumo de los
cereales. Tienen mayor dificultad en digerir la proteína animal. En
este grupo encontramos la mayor cantidad de personas vegetarianas.

Grupo B

El grupo B sería el \"pastor\".
Este grupo surge hace unos 10-15.000 años con el desarrollo del
pastoreo. Su alimentación consistía, a menudo, en leche y productos
lácteos, con lo cual al cabo de miles de años su metabolismo está más
adaptado a digerir estos alimentos.

Grupo AB

El grupo AB es la combinación del grupo A y B. Toleran, por ello, bastante bien los Cereales y los Lácteos.

Ventajas

Al igual que la
medicina Ayurveda y la Medicina Tradicional China nos ayuda a entender
que los alimentos no son buenos ni malos sinó más adecuados para unas u
otras personas. Permite, pues, individualizar la dieta simplemente aumentando y disminuyendo unos u otros grupos de alimentos.

Inconvenientes

Hay personas que
pueden llegar a obsesionarse respecto a que si un alimento es de su
grupo o no y no querer comer absolutamente nada si no es de su grupo
por miedo a desarrollar inmediatamente las enfermedades de las que te
avisa Peter J. D´Adamo.
Las personas del grupo O que son
vegetarianas pueden sentirse ofendidas al pensar que esta teoría les
quiere obligar a volver a comer carne.

Observaciones

Como todas las tendencias dietéticas
no siempre funciona a todo el mundo pero puede ser muy interesante
sobre todo para aquellas personas a quienes no les han funcionado otras
dietas.

Artículo obtenido por: Enbuenasmanos Dietas

 
 

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad