Dieta según el grupo sanguíneo

En qué consiste

Según los trabajos del investigador canadiense Peter J. D´Adamo, los mismos alimentos no son beneficiosos para todos los grupos sanguíneos.
Cada grupo está más predispuesto a ciertas enfermedades
más que los otros, pudiendo compensarse estas tendencias con la
alimentación y tratamientos antiestrés adecuados a cada grupo sanguíneo.

Así, cada grupo sanguíneo correspondería a una adaptación a determinadas condiciones alimenticias a través de la historia.

Grupo O

El grupo O sería el \"cazador\".
Más o menos apareció hace 40.000 años. Su sistema digestivo esta
adaptado a una dieta rica en proteínas animales y a los vegetales que
pudieran encontrar. Los lácteos y los cereales todavía no formaban
parte de nuestra dieta ya que la Agricultura y la ganadería no
aparecerán hasta unos 30.000 años más tarde.

Las personas pertenecientes al grupo sanguíneo 0 presentan un sistema
inmunitario activo y un sistema digestivo que metaboliza bien las
dietas cargadas de proteínas. Los alimentos más convenientes para estas
personas son entre otros, las frutas y verduras, prácticamente todas
menos el tomate. En cuanto a los mariscos y pescados, todos son aptos
menos el salmón ahumado y el caviar.

Grupo A

El grupo A sería el \"agricultor\".
Surge con la introducción de la Agricultura hace más de 10.000 años. El
grado de acidez de su estómago cambió adaptándose al consumo de los
cereales. Tienen mayor dificultad en digerir la proteína animal. En
este grupo encontramos la mayor cantidad de personas vegetarianas.

Grupo B

El grupo B sería el \"pastor\".
Este grupo surge hace unos 10-15.000 años con el desarrollo del
pastoreo. Su alimentación consistía, a menudo, en leche y productos
lácteos, con lo cual al cabo de miles de años su metabolismo está más
adaptado a digerir estos alimentos.

Grupo AB

El grupo AB es la combinación del grupo A y B. Toleran, por ello, bastante bien los Cereales y los Lácteos.

Ventajas

Al igual que la
medicina Ayurveda y la Medicina Tradicional China nos ayuda a entender
que los alimentos no son buenos ni malos sinó más adecuados para unas u
otras personas. Permite, pues, individualizar la dieta simplemente aumentando y disminuyendo unos u otros grupos de alimentos.

Inconvenientes

Hay personas que
pueden llegar a obsesionarse respecto a que si un alimento es de su
grupo o no y no querer comer absolutamente nada si no es de su grupo
por miedo a desarrollar inmediatamente las enfermedades de las que te
avisa Peter J. D´Adamo.
Las personas del grupo O que son
vegetarianas pueden sentirse ofendidas al pensar que esta teoría les
quiere obligar a volver a comer carne.

Observaciones

Como todas las tendencias dietéticas
no siempre funciona a todo el mundo pero puede ser muy interesante
sobre todo para aquellas personas a quienes no les han funcionado otras
dietas.

Artículo obtenido por: Enbuenasmanos Dietas

 
 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s