Sueños y susurros…

Gwyned había llegado tarde a la oficina. Aquella
mañana se encontraba mejor que el día anterior. A su mente no solo llegaban imágenes
del extraño sueño que había tenido esa noche, sino que también una brutal oleada
de sensaciones la removían por dentro volviendo del revés su rutinaria vida.

La luna llena, que ya comenzaba a menguar y cuya influencia había estado presente durante toda su vida, le había estado enviando mensajes desde hacía
ya más de una semana.

 

Días antes, durante la luna creciente, sus sentimientos habían sido
confusos, dudas, ilusiones, temores se arremolinaban en su corazón haciéndola
sentir como un náufrago a la deriva.

 

Aun teniendo muchos amigos que la querían y estando siempre rodeada
de gente, no podía evitar sentirse sola y desamparada. Anhelaba más que nunca
tener a alguien a su lado, suspiraba por alguien que velara por ella y la hiciera sentirse
protegida y amada, alguien que la respetara y la hiciera sentirse única.

 

Desde hacía ya algún tiempo existía en su vida un hombre que
le hacía sentirse así, querida, ilusionada; él le proporcionaba la estabilidad
y el apoyo que necesitaba, había depositado todas sus ilusiones en aquella
nueva historia de amor con la esperanza de que fuera él su ansiado caballero;
aquel que la rescataría de su alta torre cual dama aprisionada entre los muros
de un mundo de quimeras. Pero llevaba varios días que recordaba amargamente
todos aquellos pretendientes que, antes que él, habían pasado por su vida. Todos y cada uno de
ellos habían dejado su huella y sentía cierta nostalgia pero a la vez frustración
por unos romances vividos intensamente que habían acabado en nubes de humo y
sueños rotos. Gwyned los había amado con pasión, se entregaba al amor ciegamente,
 pero las mentiras y la decepción habían
dejado su marca; aquellos romances ya eran páginas que formaban parte del libro
de su vida.

 

La noche anterior, después de apagar su ordenador, salió a
la terraza para contemplar la
luna. Mientras se fumaba el último cigarrillo del día
recordaba, con cierta tristeza, todas las promesas que le habían hecho aquellos
hombres; promesas incumplidas,
ilusiones y pasiones resquebrajadas, los jirones de su
corazón le hacían sentirse melancólica y cansada.

 

Se acostó en la cama, como cada noche su gata se acercó a ella buscando
protección y se tumbó a sus pies. El sueño llegó a ella lentamente y se quedó
dormida. Imágenes comenzaron a llegar a su mente y empezó a sentirse pequeña,
una diminuta partícula de energía en la inmensidad del Cosmos y entonces ocurrió…alguien llegó a ella, la abrazó, la cogió en brazos y la besó cariñosamente en
las mejillas. Gwyned se estremeció. La reconoció en seguida y sorprendida
pronunció su nombre…Vivianne. La emoción se apoderó de ella y se sintió
confortada por aquella presencia venida desde el más allá. Todos los temores, las
dudas, la soledad, la tristeza, la añoranza, la melancolía…todos aquellos
sentimientos que la tenían aprisionada se esfumaron con aquel abrazo. Vivianne
le sonreía y miraba con ternura, besaba sus mejillas con el amor maternal que
todo lo cura, que protege, que da la vida y la esperanza.

 

Vivianne no pronunció ni una sola palabra, pero la bondad en
sus ojos lo decían todo: “niña, no estás sola, no te preocupes, confía y todo
irá bien”.

 

Gwyned, llegó tarde a la oficina aquella mañana. Sus
sentimientos habían girado de nuevo, se sentía muy bien…el sol lucía de nuevo
en el cielo…comenzaba un nuevo día y las musas revoloteaban a su alrededor…escuchaba
sus susurros…

, El Arte de Morgana, Todos los derechos reservados

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Codex...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s