Caballeros medievales

Nos preguntamos como era posible que la gente de armas acudiese en
masa a ingresar en la nueva Orden de los Pobres Caballeros de Cristo…

Como siempre, son varios los factores que inciden en el tema; en
primer lugar cuando se ingresaba en una orden religiosa común a no ser
que se fuese miembro de la nobleza el monje perdía sus señas de
identidad social, en el pasado podía haber sido un villano (habitante
de una villa) un siervo o un caballero pero en el momento que adquiría
la condición de novicio pasaba a formar parte de una comunidad de entes
anónimos. El Temple es una Orden para caballeros, no es exclusiva para
la nobleza como comenzó siendo la Orden de San Juan del Hospital
(Hospitalarios) es exclusiva de la caballería, es una Orden clasista y
aquél que en ella ingresa no pierde su clase social aunque se convierta
en un ente anónimo dentro de esa clase.

El caballero no tiene que permanecer de forma vitalicia en la Orden,
puede "firmar contrato" por un periodo de tiempo (mínimo dos años tras
el noviciado y ser admitido) y retornar después a su vida anterior y
corriendo el tiempo esa pertenencia a la Orden le dará un prestigio
adicional.

Por otro lado, hay que tener en cuenta el sentido social del
significado de "caballero" en el momento que se crea la Orden. El
prestigio social de los "caballeros" comienza con los romances que los
juglares cantan en los patios de los castillos o en las plazas de
villas y aldeas o en las propias habitaciones del señor o la señora del
castillo. En esas habitaciones había una única cama, y el resto de
sirvientes se acomodaban donde podían al calor del fuego de la chimenea
y allí el juglar procuraba entonar sus mejores romances y temas como
"La chançon de Roland" o "El mio Cid" comenzaron a dar a los caballeros
ese prestigio.

Pero más adelante surgió "el romance galante" y los versos ya los
leían aquellos que sabían hacerlo en esas habitaciones privadas ya que
el señor o la señora podían comprar esos libros, y así ediciones de "El
caballero de la carreta" o toda la serie del Grial formaron un concepto
mítico e idealizado de esos hombres de armas que acabaría ridiculizado
en nuestro D. Quijote de la Mancha. Pero había una presión social de
como debería comportarse un caballero y una aceptación por parte de los
hombres de armas de ajustarse a esos modelos proporcionados por el amor
galante. Se llama así, galante, porque esos versos siempre tenían un
punto de osadía sexual que solía prender entre los oyentes.

Por último, las Cruzadas proporcionaron a todos esos hombres de
armas un enemigo común y la Historia del siglo XX nos ha enseñado muy
bien como son capaces de comportarse las masas humanas cuando se las
pone frente a ese "enemigo común", para los caballeros era una
oportunidad de responder a esa presión social sobre su comportamiento y
demostrar que al igual que el populacho acudió en masa a la llamada de
la Primera Cruzada, ellos podían responder en bloque y como una única
clase social a la derrota del enemigo común.

Hoy por hoy no sabemos si la idea de formar una Orden exclusivamente
para los caballeros fue de Hugo de Payns o de Bernardo de Claraval,
pero es evidente que la idea funcionó y que rápidamente se formó una
milicia de gente muy experimentada en las armas a las que la Regla del
Cister (ligeramente modificada) dio una unidad y disciplina no conocida
desde la época de las legiones romanas, y no debemos de olvidar que esa
Orden estaba bajo el mando directo del Papa como lo estuvo Cluny y el
propio Cister.

Fuente: http://lacomunidad.elpais.com/templarios/posts/2

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EL TEMPLE VIVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s