Castillo Templario de Gardeny (Lleida)

Situación

El castillo de Gardeny se alza sobre una colina en la localidad de Castell de Gardeny, provincia de Lérida.

Historia

El castillo de Gardeny fue construido durante los siglos XII y XIII.

En
el año 1149 el conde-rey Ramon Berenguer IV cedió, entre otros, el
turón de Gardeny, y con él su fortaleza, a los Templarios, como
compensación por la ayuda recibida en el sitio y conquista de la ciudad
de Lérida a los musulmanes. El inicio del dominio de los Templarios, en
calidad de comanda, puede situarse alrededor del año 1156, fecha en la
que hay constancia del primer comandador, fray Pere de Cartellà, y duró
hasta el año 1314, en virtud de la supresión del Orden Militar por
decreto del papa Clemente V.

El el año 1314 Jaime II cedió los
edificios y bienes a la Orden de los Caballeros Hospitalarios, y en sus
manos perduró hasta el año 1772, fecha en que el castillo y la iglesia
fueron convertidos en cuarteles, uso que ha perdurado practicamente
hasta los años de la postguerra Civil de 1936.

Descripción

El
conjunto monumental de Gardeny constituye uno de los testimonios más
destacados de la arquitectura del Temple, levantada en Cataluña durante
la segunda mitad del siglo XII, y aunque entre los siglos XVII y XVIII
se realizaron profundas modificaciones que alteraron la antigua
fisionomía del conjunto medieval, actualmente aun se conservan
numerosos testimonios del recinto original.

Se trata de un
espacio rectangular delimitado por un perímetro de murallas y
flanqueado por torres. En su interior, los diferentes edificios se
distribuían articulados alrededor de un patio central. De entre estos
edificios destaca, por un lado, la gran torre-residencia, una sólida
construcción de planta cuadrada, con dos pisos, bien conservada, que
albergaría diversas dependencia, tales como espacios destinados a
almacén y las habitaciones o dormitorios de los caballeros. Por otra
parte, y perpendicular a la torre, se encuentra el templo de Santa
María de Gardeny, edificio singular de gran devoción en su momento.

Estado de conservación

Se encuentra en estado de ruina, aunque recientemente han sido acometidas labores de restauración.

Protección

Bajo
la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de
1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Fuente: http://www.castillosnet.org/


La encomienda de Gardeny (Lleida)

Con
la conquista de la ciudad de Lleida, el año 1149, los templarios
recibían diversos bienes en compensación por la ayuda prestada en el
sitio, entre los cuales se incluía el turón de Gardeny. La primera
referencia de la encomienda data del año 1156 y aparece como primer
comendador fray Pere de Cartellà, quien habría participado activamente
en el asedio de la ciudad.

Gracias
a las numerosas aportaciones realizadas en gran parte por la pequeña
nobleza, la Casa de Gardeny llegó a articular un extenso patrimonio.
Pronto, para poder administrar los diferentes sectores que habían
construido, surgió la necesidad de crear nuevos cargos administrativos e instituir nuevas encomiendas como las de Corbins o Barbens.

Fruto
de este crecimiento, hacia el siglo XIII, la Casa de Gardeny se
convertiría en uno de los principales centros de la orden del Temple en
la Corona de Aragón.

Fuente: http://www.ebreguia.com/rutadeltemple/paginas/gardeny.htm


En la segunda mitad del siglo XII, la Orden del
Temple alzó un complejo conventual en la estratégica meseta de Gardeny.
El montículo -que ya antes de nuestra era fue utilizado como base de
operaciones de militares- recibió la visita de brillantes estrategas
como el propio Julio César, quien se enfrentó con los pompeyanos
Afranio y Petreio, instalados en Ilerda en el año 49 a.C.

Durante los siglos XVII y XVIII, el antiguo recinto medieval fue
ampliado y transformado en un nuevo fortín militar, el diseño del cual
respondería a las nuevas necesidades defensivas que supuso la
introducción de la artillería: murallas flanqueadas por baluartes y
rodeadas de amplios espacios, fosos y muros de contención. La imagen
actual de este conjunto monumental corresponde a los restos de lo que
fue una imponente fortaleza.

El castillo de Gardeny de Lleida -junto a los de Miravet, Monzón,
Peñíscola y la ciudad de Tortosa- forma parte de la ruta templaria
Domus Templi. Este viaje a través del tiempo pone al descubierto gran
parte del patrimonio y legado templario de la antigua Corona de Aragón.

Fuente: http://turisme.paeria.es

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EL TEMPLE VIVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s