Tara, madre de todos los budas

Tara
es un nombre sanscrito cuya raíz significa "hacer atravesar", "hacer
alcanzar la otra orilla", tanto en sentido propio como figurado, de ahí
el sentido general de "salvar, socorrer, liberar".

El nombre tibetano correspondiente es Drölma; y tiene el mismo sentido que Tara,
ya que es el verbo del que deriva "salvar, hacer atravesar".
Tara es por lo tanto: "aquella que hace atravesar el océano de la
existencia" o también "aquella que hace alcanzar la otra orilla en la
que cesan los estados condicionados de la existencia".

Según una leyenda, Tara
habría nacido como la princesa "Luna de sabiduría", que tenía una
profunda compasión y deseaba alcanzar la iluminación en una sola vida
para poder ayudar a todos los seres sintientes. Los monjes le
aconsejaron orar para obtener un renacimiento en un cuerpo masculino
más propicio, según ellos, para la iluminación . Ella les respondió que
en la realidad última, no existen ya ni hombre ni mujer así como no
existen el "yo" y el "mio", por lo cual toda diferenciación entre
hombre y mujer era fruto de las mentes ignorantes. Entonces hizo el
voto de continuar manifestándose siempre en un cuerpo de mujer, hasta
que el océano de la existencia samsárica se seque.

También se dice que nació de una lágrima vertida por Chenrezi (Avalokiteshvara) el Buda de la compasión, del cual ella es una emanación.

El nombre Tara, que quiere decir estrella, es interpretado como "aquella que ayuda a atravesar" (el océano del samsara), la salvadora, la liberadora. Tara
vuela al socorro de todos aquellos que la invocan en la adversidad; o,
como lo dice el sabio indio Chandragomi en el siglo VII, "Aya Tara
responde instantáneamente a todas las oraciones desinteresadas. Los
deseos egoístas corren el riesgo de tomar algo más de tiempo…"

Las dos formas más conocidas de Tara son la verde y la blanca, así como sus 21 manifestaciones que son objeto de una bella y poderosa plegaria. Tara Verde protege de los miedos, de los peligros y de los enemigos. Tara Blanca es invocada para obtener curación y longevidad.

Arquetipo del principio femenino, Tara
ha sido aceptada como buda femenino. Su culto se ha desarrollado en el
Tibet desde el siglo XI, bajo la influencia de Atisha, fundador del la
orden Kadam, precursor de los Gelugpas. Pero ya en el siglo VIII, Guru
Padmasambhava, padre del budismo tibetano dijo que "es necesario un
cuerpo humano para alcanzar la iluminación. Hombre y mujer, no hay
diferencia. Pero para quien está decidido a desarrollar el espíritu del
despertar, un cuerpo de mujer es más favorable".

EL DOBLE ASPECTO DE LA DIOSA TARA
Dos
aspectos se despliegan en ella: la estrella terrible en la noche de la
cólera capaz de destruir los obstáculos, o la Gran Bella Dama llamada
"Estrella que salva".

Tara es considerada como el segundo objeto del conocimiento transcendente hindú, pero también como la gran diosa del budismo tibetano. Como Kâlî,
ella puede ser o bien la estrella feroz que consume a los malvados o la
Luz que lleva a la otra orilla al buen viajero amenazado por los
elementos desencadenados.

Como la doble Kâlî, surgida de la Gran Diosa Devî, puede devorar y regenerar los mundos, o mostrarse como la diosa que consuela y apacigua a aquellos que tienen hambre.

   Kali

Devî

Como Kâlî
la guerrera, ella domina la potencia del tiempo, santifica los
sufrimientos del hambre y el vacío corporal creado por la ascesis para
la ofrenda de sacrificios con el fin de enseñar al cuerpo la obediencia
y la supremacía del espíritu. La potencia de Tara es tal que puede destruir todo un sistema solar.

NOTAS ACERCA DE LOS 21 ASPECTOS DE TARA
Tara
tiene 21 emanaciones primarias cada una de las cuales tiene un color y
lleva a cabo diferentes actividades. Los diferentes colores de estas 21
Taras corresponden a 4 tipos de actividad iluminada.

Tal como dijo el Ven. Kirti Tsenshab Rimpoche, Tara
es la Buda femenina de actividad iluminada que realiza cuatro
actividades: pacificadora, incrementadora, vencedora y airada, cada una
representada por un color distinto.

– El blanco representa la
actividad pacificadora, por ejemplo, vencer enfermedades, causas de
muertes prematuras y obstáculos para el éxito en nuestra vida o en
nuestra práctica.

– El amarillo representa la actividad de
incrementar las cualidades positivas para una larga vida, paz,
felicidad y éxito en nuestra práctica del Dharma.

– El rojo
representa la actividad de poder o vencer las fuerzas externas que no
pueden ser dominadas por las dos anteriores, por ejemplo, la
eliminación de obstáculos en la enfermedad, muerte prematura, etc., y
acumular enérgicamente condiciones para nuestra práctica del Dharma.


El negro representa la actividad airada, que usa métodos enérgicos para
llevar a cabo actividades para propósitos de iluminación que no pueden
ser llevados a cabo por otros métodos.

Fuente: Arboleda de las Hijas de Gaia (http://circulosdemujeres.blogspot.com/)

Alabanza #5 (de las 21 Alabanzas a Tara):

TARA BLANCA Rayos de Luz (Öd.zer.chen.ma)

OM TARE TUTARE TURE SARVA ATA SIDDHI SIDDHI
KURU SOHA

"Culminador de actividades despertados." Que completa los
deseos que hace los beneficios de actitudes correctas

Irradia luz multicolor que otorga múltiples y poderosas realizaciones
que incluye todas las atributos de las otras 20 Taras.

Visualizando estos rayos, uno piensa que consigue todos los siddhis
y puede liberar todos aquellos atributos dentro de sí mismo.

Te rindo homenaje Tara, adornada con las tres
cualidades, perfectamente dotada con el poder
de la serenidad. Tu que destruyes las multitudes
de malos espíritus, cadaveres animados y yakshas.
Oh Ture, las más excelente y suprema ! (21) (blanco)

SUPERSTICIONES

Irradia luz multicolor que otorga múltiples y poderosas
realizaciones.
Permite obtener muchos tipos de siddhis.
Incluye todas las actividades que puedan realizarse con las otras 20
Taras. Blanco para pacificación. Amarillo para incremento. Rojo
para control. Negro o Azul oscuro para destrucción. Visualizando
estos rayos, uno piensa que consigue todos los siddhis y puede realizar
todas aquellas actividades que se propone.


Fuente: http://www.geocities.com/mahabodhinet/menu3/alabanza.htm

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo La DIOSA - La Divinidad Femenina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s