Poesía – Li – Po


54) RESPONDIENDO DESDE LA MONTAÑA

¿Por qué vivo en la montaña esmeralda?
Callado sonrío, el corazón sereno.
Las flores de durazno que se lleva el arroyo
me abren un mundo nuevo,
totalmente distinto del de los hombres.

55) AUTOABANDONO

Ensimismado por el vino,
no advierto el crepúsculo,
hasta que los pétalos caídos
cubren mi túnica arrugada.
Embriagado, me levanto y retorno,
guiado por la luna del arroyo,
sin pájaros ni gente que me acompañe.

56) SENTADO, SOLO, EN LA MONTAÑA DE JINGTING

Los pájaros han tornado a sus nidos en bandadas.
Perezosa, la última nube se aleja.
La montaña es mi única compañera.
Ni al uno ni al otro nos cansa mirarnos.

57) EN EL TEMPLO DE LA CUMBRE

Paso la noche en el templo de la Cumbre.
Levanto la mano y palpo las estrellas.
Mas no me atrevo a hablar en voz alta:
Temo molestar a los moradores del Cielo.

POEMAS DE LI-PO

ICARIA EDITORIAL

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s