Dante y el esoterismo templario

Autor: Dr. Carlos Raitzin

De la filiación templaria laica de los Fedeli d’Amore nos hemos
ocupado extensamente en otro artículo y no repetiremos sino en mínima medida lo
dicho allí. La clave es ahora Dante Alighieri, figura principalísima de los
Fedeli d’Amore, tanto con sus palabras como con sus silencios y de eso pasaremos
a ocuparnos. Como bien dice Georg Rabuse en su libro “Der kosmiche Aufbau des
Jenseitsreiche Dantes”: “La Divina Comedia más de seiscientos años despues de la
muerte de Dante es un libro cerrado con siete sellos”. De la fidelidad
al Temple de Dante no cabe duda razonable alguna
. Es San Bernardo mismo
a quien él elige para que lo guie en la última etapa de su ascenso a Dios. Es a
París a donde Dante corre cuando se inicia el inicuo juicio a sus Hermanos
Caballeros.
Una cuestión largamente debatida es el significado
simbólico del VELTRO (lebrel) mencionado por Dante. René Guenón analiza este
problema en su libro “L’ésoterisme de Dante”. Pero en suma lo reduce a juegos
verbales que toma de otros autores sin aportar una solución definitiva a este
problema. Mucho más convincente nos resulta el aporte de Giovanni Papini quien
identifica el VELTRO con el “VangELo eTeRnO” (Evangelio Eterno) mencionado
también en “El Libro del Bautismo de Fuego” o Estatutos Secretos del Temple
(Papini “Dante vivo”, Apolo, Barcelona, 1949). En realidad, como el mismo Papini
señala, existen centenares de escritos sobre este problema esencial para la
comprensión del Dante. Papini estima que puede tratarse de una alusión a las
doctrinas de Joaquín de Fiore. Estas doctrinas aludían a la próxima venida del
Espíritu Santo y su reinado y eran conocidas en tiempos de Dante precisamente
con el nombre de VANGELO ETERNO. Esto culminaría con la más completa reforma de
la corrupta Iglesia Católica. Dante sentía gran admiración por de Fiore y lo
coloca en el Paraíso en la Divina Comedia a pesar de las distintas condenas
eclesiásticas que cayeron sobre sus obras. Es muy recomendable leer el detallado
análisis de Papini y comparar sus conclusiones con los puntos de vista
sostenidos por los Fedeli d’Amore. La síntesis final sería la de una muy necesaria reforma
completa de la corrupta Iglesia Católica. Esta idea era muy cara a Dante y no
cabe negarlo. En Paraíso, XXVII, 22 yy ss., hace exclamar a San Pedro estas
palabras que eximen de todo comentario:
“Quelli ch’usurpa in
terra il luogo mio,
il luogo mio, il luogo
mio, che vaca
nella presenza del Figliuol di
Dio,
fatt’ha del cimitero mia
cloaca
dal sangue e della puzza; onde’l
perverso
che cadde di qua su, là giú si
placa”.
(”Aquel que en tierra me ha usurpado el
sitio mio, el sitio mio, el sitio mio, que ahora está vacante en la presencia
del divino Hijo, en mi sepulcro ha hecho una cloaca de sangre y pestilencia, en
que el perverso que desde aquí cayó se aplaca”).
Y esto se sitúa
muy cerca de los motivos que impulsaban hacia la universalidad y unidad soñada
por los Iniciados Templarios en materia religiosa. Sin embargo las doctrinas de
de Fiore solo hacen a la religiosidad exotérica y a lo temporal. No tienen en sí
nada de iniciáticas y es por ello que cabe perfectamente conjeturar que se
trata en realidad de otra doctrina de igual nombre
a la que la mencionada
le puede servir como velo de ocultamiento. Esta doctrina necesariamente no puede
ser otra que la de la Fede Santa o Fedeli d’Amore emanada directamente del
Temple. En efecto no se le conocen a Dante otras adhesiones o filiaciones
esotéricas que esta la que, como es sabido, nucleó a la flor y nata tanto de la
literatura italiana como de otros campos del pensamiento.
La
cuestión ya planteada antes es ardua: ¿porqué Dante cita una y otra vez
al Profeta Mahoma y a los Maestros Espirituales del Islam sin mencionar sus
nombre
s? Que promesa o juramento iniciático le impedía hacer tal
mención de no haber otro motivo? Buena pregunta que solo podemos intentar
responder teniendo en cuenta la pertenencia de Dante a la Fede Santa o Fedeli
d’Amore y el muy estrecho paralelismo de usos y la vinculación estrecha de los
Caballeros Templarios con algunas agrupaciones del Islam, en especial ejemplo
los guerreros santos del Islam haschischin o “asesinos” ismailitas.
La similitud entre el Temple y estos últimos va por cierto mucho más allá
del blanco y el rojo usados en las vestimentas de ambas Ordenes por Caballeros y
Rafiks (equivalente de aquellos entre los haschischin).
Lo
notable es el paralelismo estructural entre Temple y haschischin que obliga a
pensar que Hugues de Payns se inspiró directamente en estos últimos al crear el
Temple
. El mismo número de grados en las estructuras
respectivas acentúan esta similitud. Siguiendo a Hammer-Purgstall, David Annan
(en Norman Mackenzie “Sociedades Secretas”, Alianza, Madrid, 1973) y C. E.
Nowell (además de un resumen de J.F. Ferro) podemos presentar el siguiente
cuadro donde la analogía se hace evidente. Resulta claro que ambas ordenes
estuvieron en contacto en Siria antes de
1128.

TEMPLARIOS

HASCHISCHIN

Gran
Maestre

Sheikh-al-Djebal (”Señor de la
Montaña")

Grandes
Priores

Day-al-Kebris
(”Grandes Emisarios”)

Priores

Days, nuncios
religiosos y emisarios políticos

Caballeros
(militares)

Rafiks
(”Compañeros”)

Escuderos

Fidayis
(”Devotos”)

Pajes y
criados

Lassiks
(”asilados”, legos y sirvientes)

Aspirantes

Creyentes
(pueblo)

Pero, desde
luego, esto corresponde a la estructura externa o formal. Avanzando un paso más
tenemos el simbolismo de “los colores de la sangre y la pureza” blanco y
rojo
. Roja la cruz en el manto blanco en el Temple, blanca la túnica
con faja o cinturón y gorro rojos en los haschischin.
Notablemente blanco y rojo son también los colores
tanto de “Conduiramour” como de Beatriz, siendo la primera para Parsifal lo que
es Beatriz para el Dante. Naturalmente hay que remitir aquí a la obra de Wolfram
von Eschenbach… y recordar que la Tradición Iniciática es una y
universal
. Sin poder extendernos aquí demasiado al respecto diremos que la
opinión de los estudiosos del tema es que la doctrina de los más altos iniciados
entre los haschischin era que las formas religiosas exteriores carecían en
realidad de importancia (vease la obra bien conocida de Probst-Biraben).
Desde luego, todos los verdaderos iniciados en todos los tiempos y
lugares han sostenido y sostienen exactamente lo mismo
.
Lo esencial era
y es la doctrina esotérica y se podía adoptar una forma religiosa exterior
distinta sin variar en absoluto este punto. Incluso reprocharon los haschischin
a los Templarios sostener la errónea y perniciosa concepción trinitaria de Dios
que alejaba del Dios Uno. En suma, que la clave del VELTRO o VangELo eTeRnO
Templario hay que buscarlo en las doctrinas iniciáticas del Islam y en su
conexión con los contenidos velados de la “Divina comedia”. Ya lo dice el mismo
Dante:
“O voi ch’avete li’ntelleti sani, mirate la
dottrina
che s’asconde sotto ‘l velame de li
versi strani”.
(Inferno,
IX, 61-63).
(”Oh vosotros que tenéis la mente sana,
mirad la doctrina que se esconde bajo el velo de los versos extraños”).
Y todo indicaría que dentro
de la Divina Comedia hay otro texto escondido de acuerdo a cierta clave. La
cuestión es hallar esta clave.
Esta línea
de pensamiento es la que ha inspirado a Arthur Schult en su obra “Dantes Divina
Commedia als Zeugnis der Tempelritter-Esoterik”. Este autor se centra en la
Divina Comedia y “La Vita Nuova” para hallar claves del esoterismo templario
pero su conocimiento de las doctrinas tradicionales es bastante superficial y a
menudo resulta declamatorio en sus expresiones. De todos modos aporta más de una
idea e información interesante y que vale la pena analizar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EL TEMPLE VIVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s