La Cruz de las 8 Beatitudes

Jesús García nos presenta aquí un estudio de la
Cruz de las 8 beatitudes. Una investigación acerca del número 9, el 8+1
para los iniciados que partiendo de la Cruz de las 8 beatitudes nos
enseña todo un sistema de codificación.

           
s la
estructura cruciforme de ocho puntas – dos por cada brazo de una cruz
griega de aspas iguales – sobre la que, supuestamente, esta basado un
alfabeto secreto que emplearon los templarios para dar cuenta cabal y críptica
de sus transacciones comerciales y de determinados mensajes
confidenciales. Las letras en este alfabeto, estarían representadas por
ángulos y puntos determinados por la estructura misma de la cruz 
y podrían ser leídos mediante un módulo en forma de medalla que
algunos caballeros portarían pendiente del cuello. Sin necesidad de que
hayamos de conceder credibilidad absoluta a esta suposición, no cabe duda
de que un alfabeto de esta clase o muy parecido fue utilizado por las
logias de constructores medievales. Y que muros enteros de construcciónes
sagradas, como se da en uno de los muros exteriores de la catedral de
Toledo, muestran en sus piedras signos procedentes, sin lugar a dudas
razonables, de estos alfabetos gráficos secretos.
 

El
simbolismo templario: 
Ocho
más Uno igual a Nueve

La Tau

Cruz Patriarcal

Cruz de las 8 Beatitudes

 
Después de la cruz esotérica de la Orden, La Tau, y de la cruz mágica,
la Patriarcal -también conocida como Cruz de Caravaca-, los templarios
otorgaban especial importancia a la cruz de ocho puntas, denominada heraldicamente
"Cruz de las Ocho Beatitudes" o "Bienaventuranzas",
que según diversos autores contenía en sí el alfabeto secreto de la
Orden.

La cruz de ocho puntas, incluida en un polígono,
producirá un octógono… Así pues, dicha cruz serviría como símbolo
base para el trazado octogonal en la planta de las capillas mistéricas
templarias. En este plano arquitectónico, al signo mediador del 8, los
caballeros constructores añadían la significación central de la cruz,
la Unidad, invisible en la construcción material pero sin la cual ésta
no existiría. Ya que estas capillas octogonales no se entienden si no es
en relación al centro, a la unidad, al Uno. Ese centro supremo, invisible
e intangible, que sumado a la realidad visible del ocho producirá el
nueve: 8 + 1 = 9. Resumiendo, el esquema constructivo de estos edificios,
basado en la cruz de ocho puntas, contiene en sí tanto el número 8 como
el 9.

¿Mas, por qué estos dos números precisamente? ¿A qué simbolismo
cabalístico respondían? A este respecto citaremos las palabras de J.
Bergier:

"La
bandera de los templarios era simplemente la representación simbólica
del templo… Su campo estaba jaquelado de 81 piezas de sable y plata…
Este campo era, pues, en realidad, lo que el Oriente denomina un mandala
(dibujo sagrado de esencia mágica). Los mandalas más clásicos son los
que contienen grandes cuadrados divididos en cuadros menores de números
determinados… 64 u 81. El cuadrado de 81 que se compone de 9 X 9 y
consta de una casa central, es un Cuadrado Celeste; el de 64 se forma de 8
x 8… Está dedicado a la Virgen Eterna,-madre de todas las tradiciones.
Es un Cuadrado Terrestre."

Nos hallamos
aquí en contacto con los iniciados alquimistas que manejan perfectamente
el simbolismo de las cifras para despistar, pues la multiplicación del número
8 por si mismo corresponde a la transformación, a la mutación, en
lenguaje alquímico: la obtención de la "piedra filosofal". La
alianza de aquellos caballeros, tanto templarios como teutónicos, al lado
de Federico II Hohenstaufen encubría algo más importante, de ser cierto
que los templarios pasaban por ser custodios y continuadores de un
misterio de capital importancia.

¿Era el Grial, símbolo del conocimiento, primera etapa hacia la
dominación del mundo?

Parece, en
efecto, que el sueño mayor de la Orden, la meta suprema de sus
actividades, fue el resurgimiento del concepto de Imperio: especie de
federación de Estados autónomos puestos bajo la dirección de dos jefes,
uno espiritual, el Papa, y el otro político, el Emperador, ambos elegidos
e independientes el uno del otro.

Por encima del Emperador y del Pontífice, una autoridad suprema
misteriosa. El Preste Juan o Rey del Mundo, residente en el invisible
Centro Supremo o Lugar Central  
……

Un ejemplo de
que los edificios poligonales templarios respondían a este simbolismo, lo
tenemos gráficamente reflejado en el pavimento de la Capilla del Temple,
en Laon (Francia), de planta octogonal. Aunque en las demás iglesias
poligonales podemos deducirlo de sus diferentes elementos estructurales.
Veamos cómo.

Una constante en dichas construcciones es el doble recinto
interno-externo, en Eunate mediante la capilla y su arquería externa; en
Torres del Río por la capilla y la linterna, reproducción a escala de
aquella; en la Vera Cruz (Segovia) con el cuerpo central interior y los
muros de la capilla; en Tomar mediante un cuerpo central octogonal y los
dieciséis muros de la capilla; en Saint-Michel d’Entraigues mediante el
cuerpo octogonal y los ocho pétalos absidiales; etc. A su vez el cuerpo
central suele constar, generalmente, de dos pisos.

Este doble recinto, 8 X 8 =64, nos proporciona el Cuadrado Terrestre del
mandala simbólico. Añadiéndole el centro, la unidad invisible pero
latente, tenemos el 9 X 9 =81=9. Sí, el Cuadrado Celeste. Y si tenemos en
cuenta que estas capillas no estaban destinadas al culto público en la época
templaria, sino a los ritos de iniciación de la Orden, no debe extrañarnos
la presencia de estos mandalas occidentales, que serían objeto de mística
meditación por parte de los aspirantes a dicha iniciación. Hasta el
momento sólo hemos encontrado uno de ellos inscrito en el pavimento de
una de dichas capillas poligonales, la ya citada del Temple en Laon
(Francia). El mandala se halla en el ábside y está formado mediante
baldosas blancas y negras -dualidad del yin yang-, constando de un doble
cuadrado que tiene por centro la cruz de ocho puntas. Esta a su vez,
contiene otro cuadrado en el que se inscribe una pequeña cruz griega de
brazos flordelisados, bordeada por una inscripción desgraciadamente
ilegible. El conjunto suma 64 cuadrados, es pues un mandala o Cuadrado
Terrestre.

Vemos
así cómo, además de estar implícitos en el plano del edificio, los
mandaras estaban presentes en su pavimiento con el objeto de servir como
elementos del ritual iniciático del Temple. Por desgracia los pavimentos
originales no se conservan en las demás iglesias poligonales. Pero es
un hecho que, al igual que las grandes catedrales tenían sus laberintos,
muchos de ellos octogonales, como mandalas para el pueblo. E
stas
pequeñas iglesias iniciáticas tenían el suyo como objeto ritual para
los caballeros del Temple y los Constructores.

Pero
profundicemos en el significado de esos números, 8 y 9, atendiendo a
sus raíces sustentadas en la cábala hebraica.

La expresión
simbólica del número ocho indica lo que tiende a la forma, el plasma-mater
en cuyo seno dormita la vida, en una palabra: la existencia elemental. Se
asocia a la justicia o equilibrio de las cosas porque está formado por
dos números pares, es luz y sombra, su simbolisrno puede asociarse a la
dualidad complementaria del yin-yang, y la representación gráfica de este signo constituye el mandala por excelencia: un mandala
octogonal, como la planta de las capillas templarias, muy semejante a
ciertos laberintos medievales. En la cábala el número ocho corresponde a la letra
Heth (equivalente a nuestras H, J), que indica predominio del intelecto
sobre la materia, de la experiencia sobre la fuerza, de conocimiento
organizado sobre el simple impulso. Ahora bien, esa vida latente, esa
existencia elemental, esa dualidad equilibrada, toma forma y adquiere carácter
definido solamente cuando entra en contacto con la unidad. Y ocho más la
unidad nos da nueve. Además, ese plasma-mater que contiene la vida no es
otra cosa que la expresión simbólica de la Madre-Tierra: la Virgen
Eterna o Virgen Negra, venerada por el Temple en sus encomiendas e
iglesias poligonales, que solamente toma forma cuando es fecundada, cuando
entra en contacto, con la Unidad Divina: Dios, produciendo una nueva vida
semihumana-semidivina. Esto explica suficientemente el hecho de que la
iglesia de la Natividad (s.IV), en Belén, sea octogonal.

El nueve,
equivalente cabalístico de la letra hebrea Teth (correspondiente a
nuestras 1, T), significa serpiente y sabiduría, indicando misterio, lo
insondable, ocultación, conservación y renovación. Es el número del
iniciado, expresando la razón de ser de todas las formas porque contiene
en sí a todos los demás números simples. Es la síntesis del bien y del
mal, la resta y la suma de todo lo que ha sucedido. En su interpretación
jeroglífica significa asilo, refugio que el hombre se proporciona para
protegerse de los peligros exteriores e interiores que lo acechan. Y,
atención, su significado esotérico más oculto es el de una muralla
escondida y erigida para salvaguardar un anhelado tesoro o custodiar un
objeto apreciado rodeado de peligros. ¿El Grial?… ¿Algún Lignum
Crucis?… Su representación geométrica viene dada por tres triángulos.
¿Los dos que sobre la planta de algunas iglesias poligonales trazan el
Sello de Salomón, más el triángulo que delirníta su alzado?…

Sello de Salomón o Estrella de David

Para
finalizar, en la cábala el número 8 o letra Heth corresponde al octavo
sefirá: Hod (Gloria); el número 9 o letra Teth corresponde al noveno
sefirá: Yesod (Fundación)."

Las capillas
poligonales, puesto que participan tanto de uno como de otro signo, se nos
revelan como la Gloria de la Fundación, fundación que no puede ser otra
que la Orden del Temple.


Fuente: http://templarioshoomer.iespana.es/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EL TEMPLE VIVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s