La Virgen y los Templarios

¿Por
qué impulsó la Orden del Temple la veneración a la Virgen en toda
Europa? ¿Intentaban recuperar así el culto a una deidad femenina
adorada desde la antigüedad?
se debe a los cistercienses de San
Bernardo de Claraval, y también a sus allegados los Templarios, el
resurgimiento de la antigua tradición. San Bernardo fue un gran
impulsor del culto mariano; conocida es su gran devoción por la Virgen
María. Por su parte, los freires del Temple fueron aún más audaces, y
bajo su influencia eclosionó un encendido culto a la Nuestra Señora, o
Notre Dame, que situaron bajo la imagen de vírgenes negras en muchas de
sus posesiones y en la mayoría de las catedrales góticas francesas,
edificadas precisamente en esos mágicos enclaves venerados desde la
antigüedad.. La diferencia con los cistercienses, y he aquí lo
curioso, es que podemos afirmar que el culto a la Nuestra Señora no iba
dirigido a la Virgen María, sino a una figura que tenía una importancia
mucho más secundaria: María Magdalena.

El  problema que se
encontraron los Templarios en Europa era que el retorno al antiguo
credo de la tierra, la adoración de una deidad pagana, podría traerles
graves problemas en el seno de la férrea Iglesia Católica. Esto obligó
a los miembros del Temple a ser muy ingeniosos. Bajo un culto
predominantemente masculino, y sabedores de que el culto a la Diosa
Madre significaría sin duda una herejía, lo lógico hubiese sido
equiparar a esta con la Virgen María, la "Reina del Cielo", como la
llamaba San Bernardo y como aparece en el Antiguo Testamento
refiriéndose a Astarté, la equivalente fenicia de Isis. Pero en vez de
eso, los Caballeros del Temple decidieron inventar la figura de
"Nuestra Señora" y camuflar a la Diosa Madre bajo la imagen de una
"virgen negra", asociando esta imagen a la María Magdalena del
cristianismo, a la que curiosamente los evangelios del siglo I y los
apócrifos reservan un papel mucho más importante que a la madre de
Jesús. Esto representa un enigma. en el segundo milenio, los templarios
levantaron numerosas iglesias y capillas a MARÍA MAGDALENA, mujer que
en los Evangelios "ortodoxos" refleja ser, según las palabras de
Almazán en texto aportado por Arroyo (2000): "… una mujer de dudosa reputación a quien Jesús sanó y convirtió." Además levantaron otros lugares de culto a la VIRGEN MARÍA, Virgen que sustituía a la Gran Diosa prehistórica.



Y
rindieron culto precisamente a dos modelos opuestos: María Magdalena
como ARQUETIPO SEXUAL, que refleja la consideración femenina como
símbolo de lujuria y de pecado y Virgen María como ARQUETIPO
ESPIRITUAL, símbolo de mujer pura y casta. Con la introducción de los
modelos femeninos en el culto cristiano del segundo milenio, surgen
epopeyas literarias y novelas, realizadas por adeptos a las ideas
templarias, que narran aventuras de héroes que son guiados o iniciados
en su viaje alegórico, desde su oscurantismo hacia el conocimiento, por
figuras guías femeninas. Entre ellas la DIVINA COMEDIA de Dante, con la
figura de Beatriz en el papel destacado de guía. Asimismo surgen otras
grandes obras con figuras femeninas destacadas. Y sobre todo surgen las
novelas de caballería, con galantes caballeros llenos de amor cortés
por damas, que tan importante fueron en la consideración y respeto que
empezó a manifestarse por el sexo femenino a partir de entonces y
gracias a lo cual la mujer ha podido recuperar sus derechos.


Como dice Pierre Dujols (1900) en texto aportado por Raitzin: "La
característica de la Caballería, siguiendo los clásicos, es la
galantería, el amor de los paladines por las damas. Las célebres cortes
de amor de Romanin y las leyes que las regían, los juicios y
procedimientos que emanaban serían otras tantas pruebas del espíritu
erótico de la institución."…

"El
autor de "Dante Alighieri y la Poésie amoureuse", que escapa a toda
sospecha por su actitud de distanciamiento hacia los conflictos,
reconoce también que la poesía erótica de los trovadores deriva de la
misma fuente.

Sólo doscientos intensos años le
sirvieron a la Orden de los Templarios para regar con su prédica gran
parte de Europa y Oriente cercano. Asociados firmemente a las Cruzadas,
los Caballeros Templarios nacieron como una orden militar cuyo
propósito era acompañar y proteger a los peregrinos europeos camino a
Jerusalén se expandieron por Francia, Alemania, España y Portugal sin
sacar la vista del norte de Africa y Medio Oriente, cuna de la fe
cristiana. A casi 700 años de su desaparición como orden y tras un
corto pero vital derrotero, la imagen de los caballeros vestidos de
blanco y de sus cabalgaduras ornamentadas puede ser recreada a través
de rutas, paisajes y albergues que, en muchos casos, conservan el
espíritu de estos nobles cristianos de los siglos XII y XIII Caballeros
de Cristo, fue conocida como Caballeros del Templo de Salomón, o
Caballeros Templarios, porque el primer palacio que ocuparon en
Jerusalén era adyacente a un edificio conocido como el Templo de
Salomón. Constituida a partir de un pequeño grupo comandado por dos
caballeros franceses, se plantearon como objetivo proteger a los
peregrinos que visitaban Palestina después de la expulsión de los
primeros Cruzados que habían llegado a Tierra Santa un siglo antes.
Tras el reconocimiento papal, la Orden Templaria quedó encabezada por
un gran maestre (con jerarquía de príncipe) y un cuerpo de caballeros,
capellanes y sargentos. Entre éstos, quedó inmortalizada la figura de
los caballeros merced a su atuendo característico: un gran manto blanco
en el que se destacaba una enorme cruz copta de color rojo sobre su
pecho y espalda, y un escudo con la misma insignia. Como los Templarios
enviaban regularmente dinero y suministros desde Europa a Medio Oriente
y «África, desarrollaron un eficiente sistema bancario en el que los
reyes y la nobleza acabaron por confiar. Así, asumieron las funciones
de virtuales banqueros de gran parte de Europa y, según se cuenta,
lograron amasar una considerable fortuna. Riqueza que, señalan algunos,
fue
obtenida gracias a los tesoros que encontraron al llegar al templo de
Jerusalén. Lo cierto es que tamaña fortuna los convertiría en
acreedores privilegiados de varios reinos europeos y, finalmente, en
sus víctimas. Cuando fracasa la Segunda Cruzada y Jerusalén cae en
manos de los musulmanes, en 1187, la orden deja de tener sentido.
Transformados en un poder dentro del poder, Felipe El Hermoso descubre
que la mejor forma de saldar sus deudas con la orden es mandándolos a
la hoguera por herejes. Primero en Francia, luego en Inglaterra y
España, los Templarios son perseguidos, encarcelados y asesinados; en
1312, al parecer, el Papa suprime la orden y los bienes de la otrora
poderosa institución pasan a manos reales o papales.

Fuente: http://www.saltoalinfinito.com/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EL TEMPLE VIVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s