Carta del hermano Larmenius


Yo, el hermano Juan Marco, el armenio,
de Jerusalén, por la gracia de Dios y por el grado más secreto del Venerable, y
más santo Mártir el Gran Maestre de la Caballería temple, (a él honor y gloria).
Confirmado por el Capítulo Ordinario de la fraternidad, siendo distinguido con
el más alto y supremo maestrazo de toda la Orden del Temple, para todos aquellos
que vean estas cartas decretales deseo salud, salud, salud.



La Carta de Larmenius

Sepan todos aquellos presentes y
futuros que, debilitadas mis fuerzas por la avanzada edad, habiendo tomado
conciencia de los graves asuntos y llevado a cabo el peso del gobierno, a mayor
gloria de Dios, y de la protección y seguridad de la Orden, la fraternidad y los
Estatutos, yo, el humilde Maestre de la Caballería del Templo, he determinado
confiar el Supremo Maestrazo a manos más fuertes.

Por tanto, con la ayuda de Dios y con
el consentimiento de la Suprema Asamblea de Caballeros, he conferido mediante
este decreto y confiero de por vida, al eminente Comandante y carísimo hermano
Teobaldo de Alejandría, el supremo Maestrazo de la Orden del Temple, su
autoridad y privilegios, con poder, de acuerdo a las condiciones del tiempo y a
los asuntos del momento, de conferir a otro hermano, que ostente la más alta
distinción en nobleza de origen, logros, de carácter honorable, el más alto y
Supremo Maestrazo de la Orden del Templo, lo cual permitirá preservar la
perpetuidad del Maestrazo, la interrumpida serie de sucesores y la integridad de
los Estatutos. Ordeno, no obstante, que el Maestrazo no pueda ser transferido
sin el consentimiento del Capítulo sea convocado. Cuando esto suceda que el
sucesor sea elegido por votación entre los caballeros.

Pero, para que las funciones del
Supremo cargo no sean descuidadas, que haya ahora y de forma continuada cuatro
Vicarios del Gran Maestre detentado el poder supremo, la eminencia y autoridad
sobre la totalidad de la Orden, sin perjuicio del derecho del Gran Maestre.
Estos Vicarios deberán ser elegidos entre los miembros más antiguos de la Orden,
de acuerdo con el orden de profesión. Este estatuto se ha acordado por el
juramento (encomendado a mi y a la hermandad) del muy santo, venerable y bendito
Maestre, el mártir, a él honor y gloria. Amén.

Yo, finalmente, por decreto del
Capítulo Supremo, por la suprema autoridad a mí encomendada, deseo, digo y
ordeno que los templarios escoceses, desertores de la Orden sean malditos por
anatema y que ellos y los hermanos de San Juan de Jerusalén, expoliadores de los
bienes de la Caballería (de la cual tenga Dios misericordia), sean marginados
del círculo del Temple ahora y en el futuro.

Yo he seleccionado signos
desconocidos para que sean ignorados por los falsos hermanos y sean
transmitidos oralmente a nuestros caballeros fieles y ya he pensado de
qué manera deben ser revelados para que se conozcan y guarden, el
Capítulo Supremo. Esos signos solo serán revelados después de la debida
profesión y consagración de caballero, de acuerdo con los Estatutos,
derechos y usos de la Orden de los compañeros de la Caballería del
Templo y que he enviado al ya sobredicho eminente Comandante, como
llegaron a mis manos por el Venerable y muy sagrado Maestre, el Mártir,
al él honor y gloria. Así sea y así se hará. Amén.

Yo, Johannes
Marcus Larmenius, hice entrega del presente escrito el 18 de Febrero de 1.324.

Yo, Teobaldo, recibo el grado de
Gran Maestre con la ayuda de Dios, en el año de Cristo de 1.324.

Yo, Arnaldo de Braque, recibo el grado de Gran Maestre con la ayuda de Dios en 1.340 d. J.C.

Yo, Juan de Clemont, recibo el grado de Gran Maestre con la ayuda de Dios en 1.349 d. J.C.

Yo, Beltrán Duguesclín&e. En el año de Cristo 1.357.

Yo, hermano Jean d’Armagnac &e. en
el año de 1.381.

Yo, humilde
hermano Bernard d’Armagnac, &e en el año de Cristo 1.392.

Yo, Juan d’Armagnac &e en el año de
Cristo 1.418.

Yo, Juan Croviacensis &e. en el año de Cristo 1.451.

Yo, Robert de
Lenoncoud &e. en 1.478.

Yo, Galeas
Salazar, humilde hermano de la Orden del Temple &e. en el año de Cristo 1.496.

Yo, Felipe de Chabot… en 1.516 d. J.C.

Yo, Gaspar Cesenia Salsis de Choubaune &e. 1.544 d.J.C.

Yo, Enrique Montmorency … 1.574 d. J.C.

Yo, Charles Velasius (de Valois) … Anno 1.615.

Yo, Juan de Durfort de Thonass … Anno 1.681.

Yo, Felipe de Orleáns … 1.705.

Yo, Louis
Augusto de Borbón de Maine … Anno 1.724.

Yo, Borbón Conde
… 1.787 d.J.C.

Yo, Luis
Francisco de Borobón-Conty … 1.741.

Yo, de Cosse-Brissac
(Luis Hércules Timoleón)… 1.776 d.J.C.

Yo, Claudio Mateo Radix—de-Chevillon, maestre Vicario del Temple, víctima de grave enfermedad, en
presencia de los hermanos, Próspero Miguel Charpentier de Saintot y Bernard
Raymond Couchant, Magno Preceptor, entrego estas cartas decretales confiadas a
mi en tiempos difíciles por Luis Timoleón de Cosse-Brissac, Gran Maestre del
Temple, al hermano Jacques Philippe Ledru, maestre vicario del Temple de
Messines para que en su debido momento haga uso de ellas con el fin de perpetuar
la memoria de nuestra orden, según el rito oriental, 10 de Junio de 1.804.

  Yo, Bernard Raymond
Fabre Cardoal de Albi, habiendo obtenido el voto de aprobación de mis colegas
los maestres vicarios y mis hermanos los Caballeros del Temple, acepto el grado
de Gran Maestre el 4 de Noviembre de 1.804.

Fuente: http://www.osmtj.org/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo EL TEMPLE VIVE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s