Los Encargos del Dios y la Diosa


ENCARGOS DEL SEÑOR Y LA SEÑORA

Observen, yo soy aquel que está al comienzo y al final del tiempo.

Yo estoy en el calor del Sol y la frescura de la Brisa.

La chispa de la vida está dentro mío,

Como lo está la oscuridad de la Muerte.

Porque yo soy el Portero en el final del tiempo; el Señor que habita en el Mar.

Ustedes escuchan los truenos de mis pasos en la orilla, y ven la espuma a medida que paso.

Mi fortaleza es tal, que podría elevarse del mundo para tocar las estrellas.

Yo soy el que debe llegar a la hora indicada.

Y no me debes temer, pues yo soy hermano, amante e hijo.

La Muerte es el comienzo de la vida, y yo soy el que gira la llave.


Escuchad las palabras de la Diosa Soberana,

a quién en tiempos antiguos se le ha conocido como Artemisa, Diana, Astarte, Ishtar, 

Afrodita, Venus, Cerridwen, la Mórrigu, Freyja, la Dama Blanca,

y por muchos otros nombres.

En todo y cualquier momento que haya necesidad de Mi apoyo,

se han de reunir en un lugar apartado por lo menos una vez en el mes,

principalmente en la Luna Llena.

Sepan que Mis leyes y Mi amor les harán libres,

ya que ninguna persona puede impedir que me adoren

en sus mentes y sus corazones.

Atiendan bien cuando entren en presencia Mía,

y les enseñaré sobre misterios profundos, antiguos y poderosos.

No requiero sacrificio alguno ni dolor de sus cuerpos,

pues Yo soy la Madre de todas las cosas,

la Creadora que te hizo de Mi amor,

y Quién persevera a través del tiempo.

Yo soy la belleza de la tierra,

el verdor de todo aquello en crecimiento.

Soy la Luna blanca cuya luz en su plenitud es deslumbrante entre las estrellas,

tenue sobre la tierra.

De Mí todo nace, a Mí todo, en su temporada, ha de volver.

Que Mi adoración gozosa sea en sus corazones,

pues todos los actos de amor y de placer son Mis ritos.

Véanme en el amor del hombre y de la mujer,

el amor de los padres y del niño, el amor de los seres humanos hacia todas Mis creaciones.

Cuando crean con sus manos, Yo estoy allí.

Infundo el hálito de la vida en las semillas que siembras,

sea de una planta o de una criatura.

Siempre parada estoy a tu lado,

susurrando palabras suaves de sabiduría y de orientación.

Todos los que buscan los Misterios han de venir a Mí,

Pues Yo soy la Fuente Verdadera, la Custodia del Caldero de la Vida y la Regeneración.

Todo aquel que intenta conocerme, que sepa esto.

Toda su búsqueda y añoranza no les valdrá de nada

a menos que conozca el misterio:

si aquello que buscan no lo encuentran dentro de sí mismos,

jamás lo encontrarán afuera.

Pues he aquí, que he estado con ustedes desde el principio,

y los recogeré en Mi regazo

al final de su existencia terrenal.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Brujería - WICCA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s