Despertar de la Conciencia


Estamos en el principio de una
era en la que prevalecerá el "SER HUMANO" sobre todas las cosas. La tendencia
natural del ser humano es hacia el despertar de la conciencia, es decir la
AUTORREALIZACIÓN.

Consciencia
es: darse cuenta
de darse cuenta.

Darse
cuenta
que soy únic@ e irrepetible.

Darse
cuenta que soy responsable de mi propia
existencia.

Darse
cuenta
que tengo la facultad de ser libre a pesar de
todas las circunstancias de la vida y que esa libertad no
se puede dar sin responsabilidad.

Darse
cuenta que existo junto con otros seres humanos que también son únicos e
irrepetibles.

Darse
cuenta que solo con una actitud de servicio y solidaridad se puede salir
adelante.

Darse
cuenta que mis propias actitudes me pueden llevar a una vida plena y llena de
realizaciones o una vida de infelicidad y problemas.

Darse
cuenta que
mi actitud valoral puede ser de vida o
muerte.

Darse
cuenta de mis propias capacidades y la cantidad de verdadera autoestima.

Darse
cuenta que tengo no solo una vida por delante sino que la vida es eterna con
descansos que llamamos muerte.

Darse
cuenta que de cada un@ de nosotr@s y de nadie más depende nuestro futuro y cada
instante estoy creando ese futuro.

Darse
cuenta que estamos en este planeta tierra
para colaborar con el Plan Divino, del cual solo sabemos que
es perfecto y
que está regido por Leyes Perfectas.

Darse
cuenta de que no solo tengo cuerpo físico, sino que estoy dotad@ de mente que me
permite darme cuenta de que estoy desarrollando lo que llamamos ALMA y que esta
alma crece con experiencias bellas y elevadas y que es mi responsabilidad
evolucionar y no retrogradar.

Darse
cuenta que la misión de esta alma es darse cuenta de su creador, es decir, irlo
conociendo a través de las experiencias, la observación y el estudio y sobre
todo el servicio y el amor.

Darse
cuenta que algunos dejan huella y que esta huella sigue dándose y que hay
grandes hombres cuya huella forma camino, el mismo que se nos enseña como el
sendero, y son los guías de la humanidad, los Avatares, los que vienen al mundo
con una gran misión, la de enseñar.

Darse
cuenta
que todos en grande o en pequeño tenemos también
una misión.

Darse
cuenta que el descubrir esa misión es el principio del
Iniciad@.

Darse
cuenta
que iniciar quiere decir comenzar y no terminar

Darse
cuenta que no podemos darnos cuenta sin la
disciplina.

Darse
cuenta de quienes se
dan
cuenta.

Darse
cuenta de en qué momento me

estoy dando cuenta.

Darse
cuenta de que siempre estamos conociendo, aprendiendo, es decir, iniciando.

Darse
cuenta que lo que
iniciamos
no es que lo dejemos a medias, es que no se acaba porque el conocimiento
no tiene fín
por lo tanto la experiencia tampoco.

Darse cuenta que los valores universales y
eternos son
nuestros medios para caminar en el
sendero.

Darse cuenta de cuales son esos valores:
amor, belleza, justicia; pero que esos valores sin servicio y amor no
existen.

Darse cuenta de la felicidad de existir a
pesar de los problemas y sinsabores.

Darse cuenta que hay que darse cuenta a cada
instante, nunca terminamos de darnos cuenta.

Darse cuenta que cada uno de los seres
humanos estamos en el mismo proceso. 

Darse cuenta de que todos tenemos derecho a
avanzar en ese proceso.

Darse cuenta que nadie tiene derecho de
quitarle ese derecho al otro.  

Darse cuenta que la existencia no solo es en
el plano que conocemos, es decir, el material.  

Darse cuenta que
somos eternos.

Según el DICCIONARIO DE LA REAL
ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA:

Consciencia.
(Del lat. conscientĭa).
1.
f.
conciencia. 2.
f.
Conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus
actos y reflexiones.
3. f.
Capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar
sobre esa visión y reconocimiento.

Conciencia.
(Del lat. conscientĭa, y este calco del gr. συνε
δησις). 1.
f.
Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos
esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo
experimenta.
2. f. Conocimiento
interior del bien y del mal.
3. f.
Conocimiento reflexivo de las cosas.
4.
f.
Actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio
sujeto.
5. f.
Psicol.
Acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí
mismo en el mundo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s