El Despertar Espitual


LOS DOCE SIGNOS DE NUESTRO DESPERTAR ESPIRITUAL

Por Geoffrey Hoppe y Tobias

Dolores físicos, especialmente en el cuello, hombros y espalda. Este es el resultado de intensos cambios en el nivel de vuestro ADN a medida que "las semillas de Luz" van despertando en vuestro interior.

Sentimiento de profunda tristeza interior sin razón aparente. Están liberando vuestro pasado (esta vida presente y otras) y esto causa este sentimiento de tristeza. Es parecida a la experiencia de dejar una casa en la que viviste durante muchos años para trasladarte a una nueva. Cuanto más quieras trasladarte a esta nueva casa, mas experimentas la tristeza de dejar detrás de ti los recuerdos, energía y experiencias de la antigua casa.

Llorar sin razón aparente. Similar al punto anterior. Es bueno y sano dejar correr las lágrimas. Ayuda a liberarse de la vieja energía interior.

Cambios repentinos en el trabajo o en la profesión. Síntoma muy común. Cuando estás cambiando, las cosas a vuestro alrededor también cambian. No se preocupen acerca de encontrar el trabajo o la profesión perfecta. Están en periodo de transición, y deberán pasar por muchos cambios de trabajo antes de encontrar el que realmente les apasione.

Alejarse de las relaciones familiares. Están conectados a la familia biológica a través del karma pasado. Cuando acaben el ciclo kármico, los vínculos establecidos con las relaciones se liberarán. Aunque pueda parecer que la relación con la familia y amigos va a la deriva.

Pasado un tiempo, podrás desarrollar de nuevo la relación con ellos si fuese apropiado. De todas maneras, esa nueva relación estará basada en la nueva energía, sin vínculos kármicos.

Patrones de sueño anormales. Puede ocurrir que se despierten muchas noches entre las 2 y las 4 de la madrugada. Hay mucho trabajo por hacer en vuestro interior, lo que hace que a menudo se necesite un "respiro". No se preocupen.

Si no pueden tomar el sueño otra vez, levántense y hagan alguna cosa en lugar de quedarse en cama preocupados por asuntos humanos.

Sueños intensos. Podrían incluirse sueños con contenido de batallas o guerras, sueños en los que son perseguidos o sueños con monstruos. Están literalmente liberando viejas energías de vuestro interior, estas energías del pasado, a menudo son representadas como guerras, o que corren para escapar de algún monstruo, etc.

Desorientación física. Algunas veces se sentirán como si no pisaran el suelo. Se sentirán "desafiados por el espacio", con la sensación de no poder poner los pies en el suelo o de andar entre dos mundos. Durante la transición de la conciencia hacia la nueva energía, el cuerpo se puede quedar rezagado. Pasen más tiempo en la naturaleza para enraizar la nueva energía en vuestro interior.

Incremento de las "conversaciones con uno mismo". Se encontrarán hablando con vuestro Ser interno más a menudo. De pronto, se darán cuenta de que habrán estado de cháchara con vosotros mismos durante la ultima media hora. Hay un nuevo nivel de comunicación asentándose en vuestro ser, estarán experimentando la punta del iceberg con vuestra charla interna. Se incrementarán las conversaciones, y se harán más fluidas, más coherentes, y más visionarias. No se están volviendo locos.

Sentimientos de soledad, aunque estén en compañía de otros. Podrían sentirse solos y separados de los demás. Podrían sentir el deseo de "huir" de los grupos o de la multitud. Están caminando por el sendero solitario y sagrado. Cuanta más ansiedad causen estos sentimientos de soledad, tanto más les será difícil compartirlos con los demás en esos momentos. Los sentimientos de soledad también están asociados con el hecho de que los Guías se alejan. Han estado con ustedes en todos los viajes, en todas las vidas. Era ya el momento de irse para que pudiesen llenar el espacio con la propia divinidad.

La voz interior se llenará con el amor y la energía de vuestra propia conciencia Crística.

Pérdida de la pasión. Podrían sentirse totalmente desapasionados, sin o con poco deseo hacia las cosas. Esta bien así, esto también es parte del proceso. Tómense el tiempo "para-no-hacer-nada". No luchen con ustedes mismos por ello, porque todo esto pasará. Es parecido a reiniciar el ordenador. Necesitan parar durante un periodo breve de tiempo para poder cargar el nuevo y sofisticado software, o en este caso, la nueva energía de la semilla – Crística.

Un profundo anhelo de volver a Casa. Esta es quizás la condición más difícil y desafiante de todas. Podrían experimentar un profundo e irresistible deseo de dejar el planeta y retornar al Hogar. No es un sentimiento "suicida". No está basado en la ira o la frustración. No querrán hacer ningún drama, ni de cara a ustedes mismos ni de cara a los demás. Hay una parte muy calmada en vosotros que quiere volver a Casa. La raíz de ese sentimiento es bastante simple. Han completado el ciclo kármico. Han completado el contrato con la vida actual. Están ya listos para empezar una nueva vida mientras están aún en el cuerpo físico.

Durante este proceso de transición, tendrán recuerdos internos de tal como es estar en el otro lado. ¿Están preparados para aceptar los desafíos que comportará entrar en la Nueva Energía?

De hecho, podrían volver a Casa en este mismo momento. Pero han hecho un largo camino, y después de muchas vidas, seria vergonzoso dejarlo todo antes que terminase la película.

Además:

El Espíritu los necesita para ayudar a otros a hacer la transición hacia la nueva energía.

Necesitarán un guía humano, como tú, que ha pasado de la vieja energía a la nueva.

El sendero por el que están caminando en estos momentos los provee de las experiencias que los capacitarán para llegar a ser Maestros del Nuevo Humano Divino.

A pesar de que vuestro viaje les pueda parecer oscuro y solitario, recuerden que nunca están solos.

EL DESPERTAR ESPIRITUAL


Para transitar el sendero que conducirá al despertar espiritual es menester respetar a ultranza los principios básicos de la metafísica.

Algunos de estos principios son : Receptividad, Querer (o tener buena voluntad), Saber, Osar y Callar.

Receptividad:

Oír no es lo mismo que escuchar, mirar no es lo mismo que ver .

Son muchos los que oyendo no escuchan y mirando no ven.

La verdadera esencia del conocimiento metafísico se halla oculto entre las voces de las palabras dichas y las líneas escritas por la sabiduría.

El estar receptivo al nuevo conocimiento y la buena noticia conlleva el acto directo de la voluntad humana de sublimar su ego. Para esto es necesario dejar de lado gran parte del conocimiento religioso aprendido en las diversas religiones.

Este verdadero filtro religioso opaca la verdadera esencia de la realidad divina y oculta la luz metafísica espiritual que hará despertar al ser humano de su pesado sueño material.

Querer (Buena voluntad):

Se dice que la auténtica y única buena voluntad es la voluntad de Dios-Creador (dios/diosa).

Esta es una gran verdad, puesto que, la buena voluntad humana siempre oculta el deseo de lograr algún beneficio propio.

Dicen que los caminos que han conducido a las desgracias humanas siempre han sido plagados de buenas voluntades y excelentes intenciones.

Gracias a Dios, el hombre lleva en su espíritu inmortal, como herencia divina, la voluntad de su padre creador y a través de su libre albedrío, puede optar entre su voluntad humana y la voluntad divina.

Saber:

Intentar comprender, asimilar, aprender y aplicar en lo cotidiano el conocimiento Metafísico.

Osar:

La osadía es necesaria para elevarse sobre algunos de los conceptos religiosos aprendidos durante el transcurso de la vida.

Permitirse dudar de estos conceptos y trascenderlos es ser osado, puesto que, la mayoría de ellos han sido fuertemente grabados en la conciencia humana, al ser impartidos a temprana edad a los hombres por figuras jerárquicas como son los padres, maestros de escuela y sacerdotes de diversas religiones y cultos espirituales.

Callar:

Se dice que el pez por la boca muere y el hombre por sus palabras será juzgado.

Es de entender que si se tiene dos orejas y una boca, quizás se debe escuchar el doble de lo que se habla.

El conocimiento metafísico, cuando es bien interpretado y asimilado produce hechos concretos (manifestaciones o precipitaciones). En muchos casos el hablar desmesuradamente de ellos genera la anulación de estos hechos.

El verdadero sabio habla poco y solo cuando se le pregunta.

El ignorante utiliza su gran verborrea para hablar mucho y no decir nada.



Decía un hombre sabio:

No escucho lo que me dices aunque me lo grites, porque la verdad resuena más fuerte que tus débiles argumentaciones. Así como la sabiduría es sinónimo de hablar poco, la ignorancia lo es del parloteo constante.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Espiritualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s